Ansiedad por los exámenes: ¿cómo puedo ayudar a mi hijo adolescente?

Ansiedad por los exámenes: ¿cómo puedo ayudar a mi hijo adolescente?

Se aproxima ominosamente la temida época de los exámenes finales, que dispara todos los niveles de ansiedad y de angustia de nuestros hijos, por lo que debemos estar expectantes y alerta ante cualquier modificación de su conducta y estado de ánimo, ya que si bien una cierta dosis adicional de adrenalina incluso estimula su capacidad de aprendizaje o de atención, el desbordamiento de las emociones puede interferir en la salud emocional y física.

Para evitar que esto ocurra, se hace necesario que los padres se conviertan en colaboradores, que ayuden a canalizar esa inquietud, eludiendo decididamente actitudes de exigencia añadida que -lejos de facilitar sus objetivos- introducen en niños y adolescentes fuertes componentes de desconfianza, inseguridad y zozobra.

¿Como se manifiesta la ansiedad en los niños y adolescentes?

Encontramos, dentro de este tipo de situaciones, dos modelos de ansiedad: la anticipatoria, que se manifiesta en la preparación del examen, en la fase de estudio y retención, y suele ir acompañada de conductas elusivas (pequeñas escapatorias) como mirar el móvil a cada rato, visitar la nevera frecuentemente, ponerse a jugar con la Play...

También podemos definir la ansiedad situacional, que sobreviene en el preciso momento de la realización del examen y que se manifiesta en una activación fisiológica compulsiva en forma de palpitaciones o sudor excesivo. Normalmente existe un detonador natural que es cuando el niño duda de sus propias capacidades y se pone a pensar en las consecuencias perniciosas de no superar la prueba que se dispone a efectuar.

¿Que cosas son necesarias observar como padres?

Podemos caer en el error de pensar que este temor desaforado que surge se basa y fundamenta en una falta de preparación o en la pasividad del examinando, pero puede ocurrir que existiera una mala planificación a la hora de gestionar el tiempo de estudio, unos malos hábitos en el aprendizaje o un atracón de conceptos las noches previas al examen que bloquean la respuesta del alumno y multiplican su ansiedad, imposibilitando la ejecución normal de la prueba (el habitual "quedarse en blanco")

Es relativamente sencillo, con un mínimo de voluntad, vislumbrar o intuir el conjunto de todas estas reacciones emocionales, cognitivas y fisiológicas cuando se aproximan las fechas de las pruebas, por lo que resulta trascendente tomar una serie de medidas para ayudar a los niños en la consecución de mejores hábitos de estudio y de gestión emocional.

Cualquier actividad en la vida requiere de un aprendizaje, por lo que es de suma importancia que nuestros hijos descubran qué cosas son necesarias a la hora de preparar adecuadamente un examen:

El estudio no debe ser improvisado, sino que debe ajustarse a un plan, que podemos elaborar con nuestros hijos estudiantes, con esquematización de la tarea, repaso estructurado, simulacros de examen, etc.

Hay que reforzar la confianza de los hijos premiando cada uno de los éxitos en las comprobaciones de repaso, dentro de la estrategia de preparación de la prueba.
Las metas de estudio deben planificarse conjuntamente e ir ayudando a afrontarlas paso a paso.

Estar atento a las sensaciones de los niños / jóvenes sin excederse en el control ni en las recomendaciones.

Proponer actividades de corte lúdico en familia: aunque sea una vez a la semana, una hora de asueto compartido ayuda a rebajar la tensión y a sentirse apoyado.
La actividad física será un aliado indispensable para bajar los niveles de cortisol que se manifiestan en las épocas de exámenes
Es fundamental enseñar el valor de los hábitos centrales como el sueño y la alimentación como forma de promocionar el autocuidado.
La gestión del tiempo es clave, ya que la percepción de ser dueño de una hoja de ruta que está proyectada adecuadamente en tiempo y forma genera mayor confianza y autoestima.
  Por mucho que incremente la tensión o se observen reacciones inadecuadas, no es conveniente que el niño o adolescente evite presentarse a un examen arguyendo excusas diversas

AUTORES:
Verónica Rodríguez Orellana, Psicoterapeuta y Directora de Coaching Club

Ernesto de Antonio Hernández, Licenciado en Matemáticas y Estadística (UCM).

logo skype coaching club

En cualquier parte del mundo dónde te encuentres puedes tener sesiones de coaching con nosotros
Consulta procedimiento y política de pago


Si este tema te interesa, contacta con el autor.

665868623

Share

Deja un comentario

Responsable de los datos: Verónica Rodríguez Orellana, directora de COACHING CLUB.
Finalidad: Gestionar los comentarios y envío de información de Coaching Club.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad. Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.

Abrir Chat
Hola ¿cómo podemos ayudarte?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by