Cómo afecta el divorcio y el bullying a los hijos

Cómo afecta el divorcio y el bullying a los hijos

El Bullying

La pedagogía tradicional siempre ha contemplado la idea de que las aulas de los colegios reproducen miméticamente el comportamiento y los usos de la sociedad en la que se encuentran y a la que, en cierta manera, representan.

En este contexto, el bullying no resulta sino una expresión de la violencia, larvada o explícita, que arrostra una determinada comunidad de individuos y que nos impacta esencialmente por la tipología de los actores implicados.

El acoso escolar o bullying se ha convertido en un problema de elevada magnitud que va progresivamente en aumento, tanto en número como en sofisticación. No hay sino que consultar las estadísticas al respecto para darse cuenta de su gravedad: según un estudio publicado por el Instituto de Innovación Educativa y Desarrollo Directivo, un 20% de los estudiantes en la escuela primaria y entre un 5% y un 10% de los alumnos de enseñanzas secundarias es víctima sistemática de acoso en alguna de sus muy diversas formas.

En casi la totalidad de los casos, resulta alarmante y perturbador observar que tanto el acosado como el acosador y los testigos son niños o adolescentes, colectivo al que habría que prestar una especial protección y un singular apoyo.

Entretanto las víctimas se ven desprovistas de sus derechos más elementales y fundamentales, la respuesta de las autoridades académicas y del sistema judicial consiste es atraparlas en una maraña de burocracia y de protocolos interminables que no solucionan el problema ni atajan de raíz sus motivaciones.

Que la solución no parece una utopía lo demuestra el hecho de que el sistema educativo finlandés, a través de su emprendedor programa KIVA, ha conseguido minimizar, si no erradicar, el problema del bullying en los colegios.

El divorcio y los restos del naufragio: maltrato infantil

Un proceso de divorcio o separación supone un impacto emocional de tal magnitud que precisa de un tiempo dilatado de trabajo y adaptación personal para poder superarlo de manera sana y adecuada. Resulta imprescindible un entrenamiento apropiado para poder manejar la ira, el miedo o la tristeza que derivan de tal conmoción, tratando de mitigar el dolor que produce y las consecuencias que podría tener en la autoestima o en el bienestar propio y de los hijos.

En los restos del naufragio del proyecto común de una pareja con hijos se divisan, por un lado, el aspecto material de la ruptura con los consabidos conflictos a la hora de repartir bienes y, por otro mucho más trascendente, la cuestión emotiva, con unos padres en el borde de la histeria que en ocasiones utilizan como rehenes a los niños, como moneda de cambio en el armisticio de una batalla que ellos no provocaron, como objeto de manipulación al tratar de denigrar al otro progenitor con el ánimo de convertir a los hijos en aliados y, por tanto, en enemigos irreconciliables de su propio padre o de su propia madre, con las terribles consecuencias que esta demencial estrategia ocasiona.

Desde un punto legal y psicológico, esta táctica ejercida por los progenitores se denomina síndrome de alienación parental y, aunque la Asociación Americana de Psicología no lo ha reconocido como trastorno, lo que provoca es convertir a los niños en materia procesal y de cargo en los alegatos de abogados y en las sentencias de los jueces, con el consiguiente daño y sufrimiento que ocasiona ser un rehén de estas circunstancias.

En cualquier caso, que un niño sufra por la irresponsabilidad de los padres es tremendamente injusto ya que las secuelas que originan el sufrimiento innecesario de un hijo tardarán mucho tiempo en revertirse.

logo skype coaching club

En cualquier parte del mundo dónde te encuentres puedes tener sesiones de coaching con nosotros
Consulta procedimiento y política de pago


Si este tema te interesa, contacta con el autor.

911704854 / 665868623

Autores

Share

Deja un comentario

Responsable de los datos: Verónica Rodríguez Orellana, directora de COACHING CLUB.
Finalidad: Gestionar los comentarios y envío de información de Coaching Club.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad. Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.